Buscar
Cierra este cuadro de búsqueda.

Rutina 101 para la hora de dormir para niños pequeños: la guía definitiva

¿Sabías que los niños pequeños realmente necesitan más dormir que los adultos? El Servicio Nacional de Salud dice que los niños pequeños necesitan entre 11 y 15 horas de sueño (incluidas las siestas). De hecho, la falta de sueño obstaculizará el desarrollo de su cerebro y potencialmente desarrollará problemas de aprendizaje. 

Es común que algunos niños pequeños tengan problemas para dormir. Podría ser la negativa a irse a la cama, las rabietas nocturnas, el no querer separarse de los padres... la lista puede continuar, lo que sea. 

Si bien algunos problemas de sueño requieren un tratamiento específico (también hablamos de cada uno específicamente en artículos separados), establecer una rutina positiva para la hora de dormir para los niños pequeños puede ser una excelente solución para crear un hábito de sueño saludable en su pequeño. 

¿Qué es una rutina de sueño? ¿Cuándo deberías empezar y qué incluir en la rutina de sueño? Hablaremos de ello en este artículo. 

Vamos a empezar.

Rutina para dormir para niños pequeños 01

¿Por qué deberías establecer una rutina de sueño para tu pequeño? 

Quizás te preguntes: "¿por qué no simplemente relajarte y dejar que las cosas fluyan sin una rutina?" 

Si bien puede funcionar en algunos niños pequeños, establecer una rutina de sueño constante puede brindar muchos beneficios. A estudiar concluye que es la previsibilidad lo que ayuda a su hijo a sentirse seguro, evitar peleas a la hora de dormir y hacerlo más cooperativo. No sólo les resultará más fácil a ustedes como padres, sino que a su hijo también le resultará más fácil conciliar el sueño. 

Además, una rutina positiva antes de acostarse, como cepillarse los dientes y leer, también le enseña a tu pequeño a crear un hábito bueno y saludable que puede resultarle útil cuando esté creciendo. Y algunas de estas actividades también pueden ser un excelente momento para establecer vínculos afectivos con tu pequeño. 

 

Entonces, ¿cuándo empezar a introducir una rutina a la hora de acostarse?

De acuerdo con la Servicio Nacional de Salud, los padres pueden empezar a introducir rutinas de sueño desde los 3 meses de edad. Se recomienda comenzar lo antes posible porque su hijo lo memorizará de manera inconsciente y lo convertirá en un hábito saludable y duradero. Al final, también disfrutará de la satisfacción de poder hacer que su hijo duerma fácilmente. 

Aunque es bueno empezar lo antes posible, tampoco nunca es demasiado tarde para empezar. Tu hijo puede tener 1, 2 o 3 años y sigue siendo el mejor momento para empezar una buena rutina de sueño. 

 

 

¿Qué hace que una buena rutina de sueño?

¿Puede algo ser una rutina de sueño? ¿O no puede ser así? Aquí hay algunas cosas que debe tener en cuenta al establecer una rutina de sueño para su niño pequeño:

 

 

La consistencia es clave

Al crear una rutina de sueño, la coherencia es clave. Tiene que ser lo mismo que usted y su hijo hacen todas las noches para que el cerebro de su niño lo conecte inconscientemente con la hora de acostarse. Como se mencionó, la familiaridad les da una sensación de seguridad y les ayuda a sentirse más tranquilos antes de acostarse. 

 

 

Dales un tiempo para relajarse

El sueño es el resultado de una mente relajada. Por lo tanto, es esencial darle a su hijo algo de tiempo para relajarse en su dormitorio en lugar de realizar directamente algunas actividades en la cama y pedirle que duerma. Esto les ayudará a relajarse. 

O también puedes incluir actividades como un baño tibio, ya que se ha demostrado que proporciona un efecto calmante y ayuda a conciliar el sueño más rápido. 

 

 

Evitar actividades estimulantes antes de acostarse.

La mejor rutina de sueño para niños pequeños es positiva y relajante. Sin embargo, tenga en cuenta que debe evitar actividades demasiado estimulantes antes de acostarse, como mirar televisión, dispositivos digitales, jugar videojuegos o actividades físicamente intensas como correr. 

 

 

Crea un ambiente relajante para dormir.

Una mente relajada proviene de un ambiente relajado. Si bien está bien para algunos niños pequeños, crear un ambiente propicio para el sueño en la habitación puede ayudar a evitar algunos problemas y dramas a la hora de acostarse. 

Evite colocar juguetes en la habitación de su hijo porque puede ser una distracción. Y asegúrese de que su habitación esté oscura, fresca y silenciosa, lo más cómoda que pueda estar su niño. 

Rutina para dormir para niños pequeños 02

Ideas de actividades para agregar a la rutina de su niño pequeño antes de acostarse

Cada niño es diferente. Algunas ideas pueden funcionar para otros niños pequeños y es posible que no funcionen con otros, y viceversa. Es posible que descubra qué funciona para su hijo en el camino, pero aquí hay algunas ideas que puede intentar incluir en su rutina a la hora de acostarse. 

Un baño tibio antes de dormir

Una cama cálida antes de acostarse es una de las mejores actividades para agregar a la hora de dormir de su hijo. Además de ayudarla a sentirse relajada, también garantiza que esté limpia antes de irse a dormir. De hecho, una mala higiene puede provocar una mala calidad del sueño y puede llevarla a experimentar frecuentes alteraciones del sueño, según el Fundación para dormir

Lavando los dientes

Otra actividad muy recomendable es cepillarse los dientes. También le enseña a su pequeño un hábito de higiene bucal saludable que puede resultarle útil cuando crezca. Puedes hacer esto antes o después del baño. 

Ponerse la ropa de dormir

Incluso si su hijo se ha bañado una o dos horas antes de acostarse, sigue siendo una buena idea cambiarse y ponerse ropa de noche limpia, como pijamas o sacos de dormir para niños pequeños. Los hace sentir limpios y fomenta un estado de ánimo positivo, lo que también les facilitará la hora de acostarse. 


Dale a tu hijo algunos snacks saludables

Nadie debería irse a la cama con hambre, ni adultos ni niños pequeños, ya que esto puede dificultar el conciliar el sueño. 

Algunos snacks buenos y saludables no sólo dan sueño a tu hijo, sino que también son estupendos para proporcionarle energía antes de dormir y mantener estable su nivel de azúcar en sangre durante toda la noche. 

Tenga en cuenta que debe evitar alimentos poco saludables como dulces y helados. Puede incluir alimentos y refrigerios saludables como plátanos, barras de granola, cereales secos y huevos duros. 


Leer cuentos antes de dormir o cantar una canción de cuna

Una vez que su hijo esté listo para irse a la cama, existen muchas ideas positivas para una rutina antes de acostarse que puede implementar. Podría ser leer cuentos, cantar canciones de cuna o alguna otra actividad relajante. Esto le dará a su niño un poco de tiempo para relajarse entre prepararse para irse a la cama y comenzar a dormir. 


tener una pequeña charla

Otra gran idea es simplemente charlar con tu pequeño. Puedes preguntarles qué estaban haciendo ese día o sobre la serie de dibujos animados favorita que vieron, ¡simplemente charla con ellos sobre cualquier tema! 

Hablar con su hijo es un excelente momento para crear vínculos afectivos y le enseña a ser abierto y no tímido para compartir sus problemas con sus padres cuando sea mayor. 

Nada es demasiado pronto para empezar esto, ¡puedes empezar a charlar incluso antes de que tu hijo pueda hablar!


Dar un beso de buenas noches y abrazar

Antes de salir de la habitación de tu hijo, dale un beso de buenas noches y algunos mimos. Esto le hace entender a su niño que es una señal de que es hora de dormir y descansar. 

También puedes decirles que volverás en 5 minutos, lo cual es útil para que se sientan seguros, aunque probablemente ya se habrán quedado dormidos cuando regreses. 

Puedes repetir esto y volver a comprobarlo hasta que tu pequeño esté durmiendo.

La fase infantil puede ser un desafío para muchos padres, especialmente cuando se trata de dormir. Desarrollar un hábito de sueño saludable también puede ser complicado a veces, y habrá algunas noches en las que su hijo se niegue a irse a la cama y simplemente haga berrinches. Al final del día, encontrará lo que realmente funciona para su hijo y lo que no. Tenga en cuenta que esto es sólo una fase y eventualmente pasará.

Reseña de Kate la niña pequeña

El autor: José Martínez.

¡Hola! Mi nombre es José y soy un padre orgulloso de una hermosa niña de 4 años. Como padre, sé de primera mano lo abrumador que puede ser navegar por el mundo de la paternidad y la crianza de los hijos. Hay tantas decisiones que tomar, desde los alimentos que damos de comer a nuestros pequeños hasta los juguetes que les compramos y la ropa que usan. Pero algo que siempre ha sido importante para mí es encontrar los mejores productos disponibles para mi hijo.

También deberías leer...

Australian Car Seat Laws SA: Understanding Regulations in South Australia

How to Keep Your Toddler Entertained on Long Flights: Expert Strategies for Peaceful Journeys

Baby Names with D: Trending and Timeless Choices for Your Little One

Australian Car Seat Laws Tasmania: Essential Guide for Parents

Australian Car Seat Laws WA: A Guide to Western Australia’s Regulations

Australian Car Seat Laws Victoria: Understanding Compliance for Safe Travel

Australian Car Seat Laws SA: Understanding Regulations in South Australia

How to Keep Your Toddler Entertained on Long Flights: Expert Strategies for Peaceful Journeys

Baby Names with D: Trending and Timeless Choices for Your Little One

Australian Car Seat Laws Tasmania: Essential Guide for Parents

Australian Car Seat Laws WA: A Guide to Western Australia’s Regulations

Australian Car Seat Laws Victoria: Understanding Compliance for Safe Travel

Australian Car Seat Laws NSW: Understanding the Regulations for Child Safety

Trunki BoostApak Review: Top Travel Companion for Kids?

Suscríbete a nuestro boletín

es_ES